27Sep

Womens Ray Ban Glasses Uk

Los ladrones no distinguen entre famosos y anónimos. La actriz Susan Sarandon ha sido la última ‘celebrity’ en recibir una visita inesperada de los amigos de lo ajeno. Su casa de Nueva York sufrió un robo el pasado sábado en el que se llevaron un ordenador portátil, una cámara y algunas joyas de la ganadora de un Oscar por Pena de Muerte.

Incluso he tenido que anular la orden de transferencia que tenía dado al banco para hacer el pago del alquiler y que era mi garantía para recibir la ayuda al alquiler para jóvenes (RBE). Ahora, esta subvención seguro que me la cortan con lo que me costó tramitarla correctamente. No entiendo qué pinto en este problema», indica indignada y con la idea de dejar su actual casa lo antes posible..

Hasta pude sentir sus cosquillas en la panza. Y el muchacho nada, ah tranquilo, seguramente arreglar todo con un chicle de menta y listo. Qu f no? No me voy a poner a discutir si est bien o mal, yo que s es as y pasa.. La fama de Shuggie comienza a trascender. Es invitado por Zappa, nada menos, para tocar en el disco HOT RATS (1969) donde Otis demuestra que en el bajo tambi la romp Con George Duke en teclados (tambi de las huestes de Zappa) y otros sesionistas Shuggie (norteamericano, soltero de 17 a graba su primer disco solista HERE COMES SHUGGIE OTIS, donde comienza a insinuar su creatividad a la hora de componer y arreglar sus propios temas. Los socios de EL MAHOMA que se gocen con los solos de viola tienen un fest en este primer disco (en el tema «Shuggie Boogie», Otis imita a sus guitarristas favoritos a quienes va nombrando previo a casa solo).

Fenomenal, impresionante, la recepción en el aeropuerto, dos chicas que espero que lean esto porque se merecen un diez. Llevaba pedido un coche más barato y, al preguntarme dónde iba a alojarme y decir que en Agaete, me preguntaron si tenía intención de moverme mucho, y cuando les conté los planes me aconsejaron subir un poco la categoría para ir más segura por las montaas. Me dijo: te vas a acordar de mí, y me acordé.

La sexta corona en el Foro Itálico supone la mejor credencial para París, sobre todo si Rafa mantiene el tenis con que barrió a Tomas Berdych en cuartos o la solidez del partido definitivo ante Novak Djokovic, donde cometió la mitad de errores no forzados (22 por 41). Sin embargo, el flamante número dos del circuito eludió cualquier análisis conservador. «No tengo el pensamiento de que me quedase corto, cuando tuve mi oportunidad, mi táctica fue agresiva.

Deja un comentario