27Sep

Ray Ban Aviator Foldable Sunglasses

Choco. Nosotros fuimos como asesores culturales del Ministerio de Cultura o del Consejo de Cultura. Era formar escuelas, formar estudiantes. My issue with Screen Time is that the controls don’t feel like they’ll actually do much to change behavior. In my case, I clearly spend too much time on Twitter, and get far too many email notifications. But it’s not immediately clear what I should actually do about that.

Sin embargo, lo de los agradecimientos ha dejado de ser un asunto pueril cuando hasta emprendedores como Gary Vaynerchuck un empresario del mundo del vino y metido hasta las cejas en los New Medias le dedica un libro, The Thank you Economy. Su argumento es que la nueva econom descansar sobre todo «en el contexto». Entendi por contexto las relaciones personales que has ido tejiendo con tus potenciales clientes o seguidores.

Parece ser efectivo para alejar los malos presagios. A recuerdo un d en el que viaj en auto, con mi padre al volante, mi hijo Adri y yo, fue pasar frente a un Cementerio y sin cambiar nuestra conversaci autom los tres cumplimos el ritual y nos rascamos fehacientemente. En Italia te recomiendan fare le corna e grattarti i coglioni.

Hace cuatro o cinco a para Carnaval, los de la asociaci de vecinos me pidieron que diera el preg de La Adob en La Bajadilla. Yo no quer pero como no era la primera vez que me lo ped acept Al principio del preg aclar mis reticencias. Record a Manuel V Montalb un escritor mitad catal y mitad gallego, comunista y amante de la buena comida, que dec No tengo m patria que la que marcan las cuatro esquinas del barrio en las que meaba cuando era ni.

Yo tengo un problema, y desde chico, no me gusta el circo, nunca me gust siempre me pareci bastante carente de sentido, en todo sentido. Siempre me pareci bastante tonto tratar de entrenar animales para que los humanos puedan asombrarse y divertirse. Y ni hablemos de los payasos, un grupo de «personas» de aspecto muy raro y con comportamiento err aunque no dejo de reconocer que me causan cierta gracia.

Podr imaginarnos a esos pescadores que est horas en una simbiosis con la mar, corriendo, apurados, con bandejitas de pl y papel «ziploc» atendiendo a los turistas? Tampoco ser honesto que en nombre del «desarrollo», esta gente integrada a su paisaje («pachorrienta» para algunos, «saludable» para otros), viva, piense y act de una manera durante once meses y por un mes, mute su identidad en un camale esfuerzo por complacer a los turistas. Cuando vamos a ver a los Jockers al Teatro de Verano, no esperamos encontrarnos con Madonna, aunque ambas son ofertas espectaculares, cada una en su identidad. Comer bu de algas y criticarlos porque no tienen dulce de leche, tal vez sea una falsa dualidad.

Deja un comentario