27Sep

Ordering New Ray Ban Lenses

A la salida de la función una mujer me dijo que debía considerarme afortunada por vivir de lo que me apasiona y haber cambiado mínimamente la vida de algunas personas. Cuento esto desde el lugar más humilde posible con el fin de hacerles llegar cómo lo que acá sucede se ramifica y repercute, cómo lo que acá sucede me hace notar, evento tras evento, que si yo modifiqué de algún modo sus existencias es ni más ni menos por una consecuencia de cómo ustedes me salvaron a mí. Hasta la próxima proyección, muchachada.

En lo que mas tardamos fue en estar cambiando cada poco de llave. La cadena de montaje de este coche debia estar llena de graciosos, porque tanto el mio como el rojo tiene tornillos de 8, 10, 12 y de estrella, repartidos asi como a boleo, donde caigan. Putos chinos!.

Estos tres hechos recientes de violencia, cada uno con sus caracter particulares, son porque no pueden ser otra cosa tres instant horrendas de una manera de vivir que va en contra de los m elementales derechos de los seres humanos; empezando, qu duda cabe, por el derecho a la vida. Es algo que uno est hastiado de repetir, porque parece tan evidente que cuesta creer que a no hayamos tomado conciencia de ello: un sistema social basado en la competencia insana, en el af de lucro, en la adquisici y acumulaci de bienes, que s permite la realizaci plena de aquellos que cuentan con dinero para acceder a las posiciones «de privilegio», no puede generar otra cosa m que encumbramiento de unos pocos y exclusi de muchos. La exclusi el saberse «afuera» de una sociedad que los rechaza y los desprecia, lleva a muchos, a cada vez m «muchos», a devolver ese rechazo y ese desprecio bajo la forma del crimen.

Y no es que la cultura audiovisual norteamericana no nos haya «invadido» en medida similar a nuestro vecino Portugal o al resto del continente europeo. Pero ocurre que en otros pa no se doblan las series de televisi norteamericanas y las pel se exhiben en los cines en versi original con subt En Espa sin embargo, el franquismo impuso el doblaje a todos los productos audiovisuales for lo que facilitaba la censura y permit la «hispanizaci y uniformidad ling de las voces y los acentos extranjeros. Los estudiantes polacos o suecos, portugueses u holandeses, est acostumbrados, desde su m temprana edad, a la exposici oral al ingl Acaban su jornada escolar y, al conectar en casa sus televisores para ver sus dibujos animados o sus series favoritas, buena parte de ese material les llega en ingl As casi sin darse cuenta, siguen aprendiendo fuera del aula, y para ellos el ingl ya no es una asignatura m del curr sino que forma parte de su entorno vital extra escolar.

Deja un comentario